Solicita informes
Menú

La Universidad Cristóbal Colón otorga en solemne ceremonia de investidura el doctorado honoris causa al doctor Mateo Valero Cortés

“Yo dormía y soñé que la vida era alegría. Me desperté y vi que la vida era servicio. Serví y comprendí que el servicio era alegría.” (Rabindranath Tagore)

El 7 de abril de 2022 en el auditorio “P. Manuel Arcusa Castellá”, de la Universidad Cristóbal Colón, en la ciudad de Veracruz, México, fue celebrada la ceremonia con el fin de atestiguar el otorgamiento del doctorado honoris causa, el primero que confiere esta institución, para el doctor Mateo Valero Cortés, director del Barcelona Supercomputing Center-Centro, con una brillante trayectoria académica y profesional.

Se reconoció así el compromiso del doctor Mateo Valero (nacido en 1952 en Alfamén, Zaragoza, España) y quien es considerado como una de las personas que más ha contribuido a la arquitectura de la computación en los últimos 25 años. Con más de 700 artículos publicados, ha colaborado en la organización de más de 300 congresos Internacionales e impartido más de 700 conferencias, además de asesorar directa e indirectamente multitud de tesis doctorales. Se trata con éste de su décimo doctorado honoris causa. Es doctor honoris causa de la Chalmers University of Technology, Universidad de Belgrado, Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Universidad Veracruzana, Universidad de Zaragoza, la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad de Cantabria, doctor honoris causa electo de la Universidad de Granada y doctor honoris causa del CINVESTAV.

El director del BSC cuenta con los tres reconocimientos más importantes a nivel mundial: el premio Eckert-Mauchly, en Arquitectura de Computadores, otorgado por las sociedades ACM (Association for Computing Machinery) e IEEE (Institute of Electrical and Electronics Engineers), así como el premio Seymour Cray, en supercomputación, y el Premio Charles Babbage, en computadores paralelos, ambos galardones otorgados por el IEEE.

También ha sido galardonado con dos premios nacionales de investigación (Julio Rey Pastor, en 2001, y Leonardo Torres Quevedo, en 2006) y es miembro de nueve academias científicas.

El Dr. Daniel Vázquez Cotera, director general académico de la Universidad Cristóbal Colón, explicó el motivo para otorgarle este reconocimiento:

“Esta distinción fue autorizada en enero pasado en Junta de Gobierno, mediante un reglamento en cuyo segundo artículo se establece que será conferida a las personas físicas nacionales o extranjeras por su contribución a las ciencias, la investigación, las letras y las artes, que hayan realizado una labor extraordinaria para el mejoramiento de las condiciones de vida y o del bienestar de la humanidad. En esta ocasión lo recibe el Dr. Mateo Valero por su extraordinaria contribución en el campo de la computación y a su notable compromiso por utilizar las tecnologías de la información al servicio, desarrollo y bienestar de la sociedad”.

Acto seguido, nuestro rector, el Dr. y P. José Manuel Asún Jordán, compartió en el discurso que le dedicó: “Para la Universidad Cristóbal Colón conferir este doctorado honoris causa a Mateo Valero nos honra inmensamente. Nuestro lema ‘Educar para servir’ nos conecta totalmente con su filosofía de vida científica: estudiar, enseñar, investigar, para ser útiles, para servir, para resolver problemas y retos sociales… Nosotros tratamos de educar para que nuestros estudiantes sean útiles a nuestra sociedad, para que sean ciudadanos activos, servidores y constructores de aquel mundo que soñó San José de Calasanz, hace 400 años; Santiago Ramón y Cajal, hace 100 y, nosotros contigo hoy, Mateo Valero. Gracias por tu testimonio de vida a nuestra comunidad académica Cristóbal Colón. Tu nombre queda aquí inscrito con letras de oro.”

El doctor Mateo Valero expresó a su vez, a lo largo de su mensaje: “Agradezco esta distinción que recojo como siempre en nombre de toda la gente que ha estado conmigo durante 48 años investigando y, sobre todo, a la familia; individualmente no somos nada. Tenemos que colaborar para hacer un mundo mejor… La investigación debe ser excelente. Pero sobre todo debe ser relevante, debe resolver problemas para la humanidad… Hay que estar dispuestos a dar al prójimo y eso lo aprendí de los padres escolapios. El azar no existe. Dios no juega a los dados. A veces pienso que he tenido mucha suerte, pero la suerte hay que buscarla… De vosotros depende lo que serán en el futuro. La vida es un desarrollo y una superación constantes. No hay tiempo para el desánimo.” Y citando a Rabindranath Tagore, añadió: “Me desperté y vi que la vida era servicio. Serví y comprendí que el servicio era alegría.”

El Ing. Pedro Aguilar Pizarro, padrino social, manifestó: “Un estudiante si tiene a amor, no digo al instituto sino a Dios y sí mismo, se las ingeniará para aprender lo que no sabe, a fin de hacer el bien a los pobres o para hallar a Cristo en los pobres. Estas palabras dirigidas por San José de Calasanz al cardenal Miguel Ángel Tonti, sobre la naturaleza de las Escuelas Pías, debieron ser fundamentales en la niñez de Mateo Valero, en su proceso de educación… Este doctorado honoris causa se le concede al científico, a un gran hombre e hijo de excelencia como egresado de un colegio escolapio. Es la mejor oportunidad para inaugurar esta condecoración, con uno de los hombres forjados en la filosofía calasancia, que privilegia la mirada en el otro y la educación desde una perspectiva humanista.”

El Dr. Hugo Fernández Hernández, director de la División de Ingenierías, Arquitectura y Actuaría, padrino académico, se congratuló en dar la bienvenida al claustro académico al Dr. Valero, pasando a formar parte de éste, como el representante más distinguido del área de Ingenierías.

Tras la toma de promesa, el doctor Valero recibió de manos del rector: título, beca y la presea “Corazón del mar”, realizada por la artista plástica veracruzana Rosario Gómez Sañudo, con el lema de la institución, “Educar para servir.”

En la apertura fue proyectado también un video producido por el reconocido documentalista Jaime Cruz, alusivo al homenajeado. El coro de la UCC “I Cantori” entonó unas melodías e interpretó el himno universitario, Gaudeamus Igitur. Un grupo de mariachis despidió alegremente el evento. Acudieron integrantes de la Junta de Gobierno, el claustro doctoral, docentes, alumnos e invitados especiales, como el doctor Juan Vicente Pérez, consejero de Educación de la Embajada de España y el Dr. Ulises Cortés, cercano colaborador del doctor Valero.

Mtro. Edmundo Gómez Martínez
Director de Comunicación Institucional e imagen
Abril de 2022

Fotografías:
LCC René Saavedra Lozano

Ceremonia completa aquí:

https://www.facebook.com/UniversidadCristobalColon/videos/992190255021948

Más información sobre la trayectoria y reconocimientos de Mateo Valero aquí:

https://www.bsc.es/mateo-valero

Vídeo del rector de la Universidad Cristóbal Colón sobre la figura de Mateo Valero aquí:


Noticias relacionadas

25 mayo, 22

La Universidad Cristóbal Colón otorga en solemne ceremonia de investidura el doctorado honoris causa al doctor José Ramón Cossío Díaz

06 mayo, 22

A partir de agosto próximo Ingeniería Biónica en movilidad académica UPAEP-UCC

02 mayo, 22

Comunicado institucional: nuevos jefes académicos de las licenciaturas en Médico Cirujano y Actuaría

06 abril, 22

Video: semblanza del doctor Mateo Valero Cortés, primer doctorado honoris causa de la UCC